Ollas de hierro fundido

Vuelve a descubrir los auténticos sabores de cada receta gracias a nuestras ollas de hierro fundido esmaltado Tefal. Gracias a sus tapas de condensación, son ideales para preparar guisos o recetas a fuego lento. Nuestras ollas de hierro fundido pueden introducirse en el horno y son compatibles con todo tipo de cocinas, incluidas las de inducción.

undefined
  • Cacerola LOV de 29 cm

    undefined
  • Cacerola LOV de 34 cm

    undefined
  • ¡Inspírate con Tefal y hazle a tu padre ese regalo que tanto quiere!

    Consigue un -15% EXTRA✨ en toda la web, con el cupón PADRE15 

    undefined
  • Kit

    -113,99 €

    Promoción

    Pack Cazuela & Guisera Lov Terracota

    Pack Cazuela & Guisera Lov Terracota
  • Cacerola LOV de 29 cm

    undefined
  • ⚡OFERTA FLASH⚡

    ¡Hazte con un Optigrill+ al mejor precio! Disfruta de la perfección a la parrilla.

    undefined
  • Cacerola baja LOV de 28 cm

    undefined
  • Cacerola baja LOV de 28 cm

    undefined
  • Cacerola LOV de 25 cm

    undefined

¿Por qué una olla de hierro fundido es adecuada para ti?

Hierro fundido: conserva el sabor y la textura de manera natural

Al cocinar lentamente sin resecar los alimentos, el hierro fundido resulta genial para estofar, guisar y asar.

undefined

Recubrimiento de esmalte en colores naturales

Pigmentos limpios sin plomo ni cadmio*, que proporcionan una cocción segura para toda la familia.

*Controles más estrictos que los exigidos por la normativa vigente. Pigmentos limpios significa que no hay una adición intencional de pigmentos a base de Pb o Cd en los recubrimientos
undefined

Tapa de condensación inteligente

Obtén resultados tiernos y apetitosos gracias a la distribución de gotas de agua en la tapa inteligente.

undefined

Financiación gratuita Hasta 12 meses (TAE 0%)*

Envío gratuito a partir de 50€

Devolución en 30 días

Productos reparables durante 15 años

Garantía internacional de 2 años

Una caserola para cocinar a fuego lento

Nuestras ollas de hierro fundido son ideales para una gran variedad de recetas. No solo son perfectas para cocinar a fuego lento, guisar, asar y estofar, sino que también sirven para elaborar todas tus comidas familiares. ¡Inspírate en las recetas de nuestros chefs colaboradores, Pierre Gagnaire y Jamie Oliver!

undefined

Ollas de hierro fundido

Descubre la magia de las ollas de hierro fundido para una cocción de altas temperaturas y sabor inigualable

 

Si eres un apasionado de la cocina, seguramente has escuchado hablar de las ollas de hierro fundido en más de una ocasión. Estas versátiles y robustas piezas de cocina han sido utilizadas durante generaciones en cocinas de todo el mundo, y su popularidad no muestra signos de disminuir. En este artículo, te sumergiremos en el fascinante mundo de las ollas de hierro fundido, explorando su capacidad para hornear pan, resistir altas temperaturas, su papel como caldero para carnes jugosas, y mucho más.

 

La versatilidad de las ollas de hierro fundido

 

Uno de los usos más notables de las ollas de hierro fundido es su capacidad para hornear pan. Si eres un amante del pan casero y disfrutas del proceso de amasado y fermentación, una olla de hierro fundido puede convertirse en tu mejor aliada. Su capacidad para retener y distribuir el calor de manera uniforme la convierte en un horno en miniatura, perfecto para obtener ese dorado crujiente en la corteza de tu pan casero. Además, su interior ovalado permite que el pan se expanda de manera óptima, logrando una miga perfectamente aireada y jugosa.

 

Resistencia a altas temperaturas

 

Cuando se trata de cocinar a altas temperaturas, las ollas de hierro fundido son insuperables. Su durabilidad y capacidad para soportar temperaturas extremadamente altas las convierten en la elección ideal para platos que requieren calor intenso y constante. Ya sea que estés asando un filete jugoso o horneando una pizza a la piedra, tu olla de hierro fundido se convertirá en tu mejor aliada en la cocina.

 

El poder del caldero de hierro fundido

 

Cuando piensas en un caldero, es probable que te vengan a la mente imágenes de brujas y pócimas mágicas. Sin embargo, en la cocina moderna, un caldero de hierro fundido es una herramienta esencial para preparar carnes jugosas y sabrosas. Su capacidad para retener el calor de manera uniforme permite que las carnes se cocinen de manera perfecta, conservando sus jugos naturales y logrando un sabor inigualable. Ya sea que estés cocinando un guiso de cordero o una paella, tu olla de hierro fundido te garantiza resultados excepcionales.

 

La magia del cuidado y el curado

 

Una de las particularidades de las ollas de hierro fundido es que mejoran con el tiempo. A medida que las utilizas, desarrollan una capa de condimento natural en su interior que mejora el sabor de tus comidas. Este proceso, conocido como "curado", implica engrasar y calentar la olla repetidamente para crear una superficie antiadherente. El curado no solo mejora la calidad de tus platos, sino que también prolonga la vida útil de tu olla de hierro fundido.

 

El cuidado de tu olla de hierro fundido es esencial para mantenerla en óptimas condiciones. Asegúrate de lavarla a mano con agua tibia y un cepillo suave, evitando el uso de detergentes abrasivos que puedan dañar el condimento. Una vez lavada y seca, es importante aplicar una fina capa de aceite vegetal en el interior para mantener la superficie antiadherente y protegerla contra la oxidación.

 

Vida duradera

 

Una de las características más destacadas de las ollas de hierro fundido es su durabilidad excepcional. Con el cuidado adecuado, una olla de hierro fundido puede durar toda una vida y más allá. A diferencia de las ollas antiadherentes que pueden desgastarse con el tiempo, las ollas de hierro fundido solo mejoran con el uso continuo. Esta longevidad las convierte en una inversión inteligente para cualquier cocina.

 

Diseño y capacidad

 

Las ollas de hierro fundido también son conocidas por su atractivo diseño. Su aspecto rústico y clásico se adapta a cualquier estilo de cocina, desde la más tradicional hasta la más moderna. Además, están disponibles en una variedad de tamaños y formas para adaptarse a tus necesidades específicas. Ya sea que necesites una olla grande para hacer guisos para toda la familia o una más pequeña para preparar una porción individual, seguramente encontrarás una olla de hierro fundido que se adapte perfectamente a tu cocina.

 

Consejos para el cuidado

 

Para asegurarte de que tu olla de hierro fundido mantenga su calidad y durabilidad, aquí tienes algunos consejos adicionales para su cuidado:

 

Seca completamente la olla después de lavarla para evitar la oxidación.

 

Almacénala en un lugar seco para prevenir la humedad.

 

Si notas que el condimento se ha deteriorado, puedes volver a curar la olla siguiendo los pasos mencionados anteriormente.

 

Evita cocinar alimentos ácidos durante largos períodos de tiempo en la olla, ya que pueden dañar el condimento.

 

En resumen, las ollas de hierro fundido son verdaderamente un tesoro en la cocina. Su versatilidad para hornear pan, su resistencia a altas temperaturas, su capacidad como caldero para carnes jugosas y su longevidad hacen que sean una inversión valiosa para cualquier hogar. Con el cuidado adecuado, una olla de hierro fundido puede convertirse en una pieza de cocina que pasa de generación en generación, llevando consigo la historia y el sabor de innumerables comidas deliciosas. Seguro te enamorarás de las maravillas que una olla de hierro fundido puede aportar a tu cocina. ¡Anímate a descubrir la magia de la cocina con hierro fundido y lleva tus habilidades culinarias al siguiente nivel!