TEFAL Classic

Classic Deliciosos yogures de forma sencilla
  • Práctica y fácil de usar, dispone de 3 tiempos de cocción y permite hacer hasta 7 yogures caseros.

Referencia : YG100111

Classic, ¡7 formas de disfrutar de yogures caseros!

Con Classic, disfruta de 7 tipos de deliciosos yogures caseros con total simplicidad. Gracias a sus 3 tiempos de cocción y a la función de parada automática, ¡hacer yogures para toda la familia nunca fue tan fácil!
  • Tarros de cristal, ¡para que veas cómo va tomando forma tu yogur!
  • Fáciles de limpiar, los tarros y las tapas son aptos para el lavavajillas.
  • Incluye pegatinas decorativas - ¡hacer yogures es divertido!
Esenciales
  • Fácil de usar: 3 tiempos de cocción 

  • Autónomo con parada automática 

  • Sistema de drenaje patentado para hacer queso fresco de la forma que a ti te gusta

  • Fácil de limpiar: los tarros y las tapas son aptos para el lavavajillas

  • Cómoda: tapas apilables

  • Fácil de guardar: diseño cuadrado y guardacable

Accesorios
Recetas
Características
Colores Blanco  
Temporizador    
Apto para lavavajillas - detalles Jarras y tapas  
Apto para el lavavajillas    
Función Yogures  
Número de programas 1  
Número de vasos 7  
Capacidad de los vasos 160  ml
Material de los vasos Cristal  

Preguntas frecuentes
En primer lugar, mezcle con cuidado un litro de leche a temperatura ambiente con un yogur de leche entera a temperatura ambiente. Después, divida la mezcla entre los tarros y póngalos en la yogurtera. Ponga la tapa de la yogurtera y, a continuación, enchúfela.
Las marcas de la tapa (de 1 a 12) muestran la hora a la que estará listo el yogur. Haga que la graduación coincida con la marca situada en el cuerpo del aparato: si es mediodía y selecciona un tiempo de preparación de 8 horas, ajuste la graduación en el número 8. A continuación, pulse el interruptor para que se inicie el proceso de preparación. Entonces, se encenderá el indicador luminoso. Una vez terminado el tiempo de preparación, debe desenchufar el aparato y almacenar los yogures en la nevera.
Para que la yogurtera funcione correctamente, no debe moverla mientras está en marcha, y debe evitar colocarla en lugares en los que pueda haber vibraciones o expuestos a corrientes de aire. No debe poner nunca el aparato en la nevera o sobre ella.
La leche se transforma en yogur mediante la fermentación a una temperatura ideal y durante un tiempo específico. La yogurtera es la encargada de llevar a cabo estas funciones. La leche es un agente de fermentación que constituye un «catalizador» natural fundamental para su transformación.
Como máximo 5 veces; después de 5 tandas, el fermento debería renovarse porque después de un tiempo se vuelve más débil y proporciona una consistencia menos sólida.
Un tarro individual (150 gr) de yogur natural fresco que se encuentra en las tiendas (preferiblemente hechos de leche entera), con la mejor fecha de caducidad más larga posible. O Fermento liofilizado seco o cultivo de yogur seco (comprado en supermercados, farmacias y algunas tiendas naturistas). Utilice el tiempo de activación y la cantidad de fermento/ración inicial recomendado en las instrucciones del fabricante. O Un tarro de yogur natural que ya haya sido elaborado en la yogurtera. ADVERTENCIA: cuando haya elaborado su primera tanda de yogures, solo tendrá que colocar un frasco a un lado con el fin de que actúe como fermento para los demás. Después de 5 tandas, el fermento debería renovarse porque después de un tiempo se vuelve más débil y proporciona una consistencia menos sólida.
Una vez enchufada, no mueva la yogurtera.
No utilice la yogurtera en una superficie que vibre (por ejemplo, frigorífico, lavavajillas o lavadora).
No se necesita vigilar la yogurtera; esta se detiene automáticamente cuando termina el programa. También puede funcionar durante la noche.
No, el subcultivo no es compatible con yogures.
Debe añadirse cuajo o zumo de limón cada vez.
No. Las tapas se añaden tras la cocción, antes de meter los yogures en el frigorífico durante al menos 4 horas.
Antes de limpiar el aparato, desenchúfelo. Nunca debería poner el cuerpo del aparato en agua. Límpielo con un paño húmedo, agua templada y jabón. Aclárelo y séquelo. Puede meter los tarros de yogur, las tapas de los tarros y la tapa de la yogurtera en el lavavajillas.
Sí. Los tarros y las tapas pueden lavarse en el lavavajillas.
Conseguir un buen yogur lleva de 8 a 15 horas. El tiempo de preparación afecta a la consistencia y el sabor del yogur. Con un tiempo mayor, los yogures adquieren un sabor más amargo y una consistencia más firme; con un tiempo menor, tienen un sabor más dulce y una consistencia más líquida.
Sí, puede añadir fruta siempre y cuando la haya hervido antes, concentrados alimenticios para aportar sabor, o mermelada, ya desde el inicio de la preparación.
Hay distintas posibles causas: - Ha usado leche semidesnatada o desnatada sin añadir leche en polvo (la leche utilizada no es lo suficientemente rica en proteínas por sí sola). → Añada 1 vaso de yogur de leche en polvo (2 con leche desnatada) o utilice leche entera y medio bote de leche entera en polvo. - La yogurtera se ha movido, ha recibido golpes o ha vibrado durante la fermentación. → No mueva la yogurtera mientras está funcionando (no la coloque sobre la nevera). - El fermento ya no está activo. → Cambie el fermento o la marca de yogur. Compruebe la fecha de caducidad del fermento o del yogur. - La yogurtera se abrió durante el ciclo de fermentación. → No saque los vasos ni abra la yogurtera antes de que termine el programa (sobre 8 horas). Coloque la yogurtera lejos de corrientes de aire mientras está en funcionamiento. - El tiempo de fermentación es escaso. → Comience un segundo ciclo al terminar el primero. - Los frascos no se han limpiado/aclarado correctamente. → Antes de verter su preparación en los frascos, asegúrese de que no hay restos de líquido lavavajillas, limpiador o suciedad en el interior de los frascos. - Fruta añadida al yogur. → Pruebe a cocinar la fruta, o utilice preferiblemente frutas en compota o mermeladas comerciales (a temperatura ambiente). Las frutas crudas liberarán sustancias ácidas que impiden que el yogur se forme correctamente. - Utilice la leche y el fermento a temperatura ambiente o algo templados (caliéntelos a 37 °C o 40 °C y mida la temperatura con un termómetro). No utilice leche que venga directamente de la nevera.
Los yogures naturales pueden conservarse en la nevera durante un máximo de 7 días, según la frescura de la leche. La fecha de consumo preferente para los yogures naturales será la fecha en que se hicieron los yogures más 7 días.
Para conseguir buenos resultados y una preparación sencilla, utilice leche UHT entera o semidesnatada, o leche en polvo reconstituida. La leche fresca (sin tratar) o pasteurizada debe hervirse y luego enfriarse y colarse para quitarle la nata.
No, para elaborar yogures la leche tiene que contener lactosa.
Puede utilizar leche de cualquier animal (cabras, ovejas, yeguas) o leche de origen vegetal (soja). Con estos tipos de leche se obtendrán yogures con una menor consistencia que los elaborados con leche de vaca. No debería elaborar yogures con leche de arroz, de avellanas o de castañas debido a su falta de consistencia.
Demasiado tiempo de fermentación. La próxima vez que utilice la yogurtera, reduzca el tiempo de fermentación.
Demasiada fermentación. Reduzca el tiempo de fermentación y/o añada leche en polvo.
Se ha añadido fruta al yogur, pruebe a cocer las frutas, o utilice preferentemente compotas de frutas o mermeladas ​​comerciales (a temperatura ambiente). Las frutas crudas liberarán sustancias ácidas que impiden que el yogur se forme correctamente.
Limpie los frascos, la tapa y el cuerpo con cuidado. Los yogures deberán conservarse durante un máximo de 10 días. Los yogures de su propia elaboración solo deberán utilizarse como fermento 5 veces como máximo.
La temperatura ideal es entre 40 y 50  C.
Sí, es la condensación. Al final del ciclo, y con el fin de evitar que el agua se introduzca en los yogures, abra la tapa y vacíela en su fregadero.
Es un elemento que causa la fermentación, haciendo así que la leche pase a ser yogur mediante calor.
Puede comprar y usar yogures que contengan fermentos lácteos naturalmente, o comprar fermentos en polvo en una farmacia o en una tienda de productos naturales.
Luego puede usar uno de sus yogures "caseros" para futuras hornadas, pero debe renovar el fermento al final de 5 o 6 subcultivos para conseguir unos resultados óptimos y una consistencia más sólida.
No, colóquelos en el frigorífico y espere unas 4 horas antes de comerlos.
Tras 48 horas, habrán tenido tiempo de cuajar.
Leche, preferiblemente entera, y un fermento lácteo que puede ser yogur natural o fermento en polvo disponible en supermercados o en farmacias.
O bien justo antes de probarlos, o bien durante la preparación, mezclando el azúcar con el azúcar y el fermento.
También puede utilizar un sustituto del azúcar.
Sí. Cueza las frutas previamente para que la acidez no prevenga la fermentación, y luego divídalas en los tarros.
• Cuanto más largo sea el tiempo de cocción, más espeso y ácido estará el yogur.
• Cuanto más corto sea el tiempo de cocción, más suave y menos líquido estará el yogur.
Tiene que encontrar el tiempo de cocción ideal en función de sus gustos.
No. No están diseñados para tal uso.
Su aparato contiene numerosos materiales recuperables o reciclables. Déjelo en un punto local de recogida de residuos.